El difícil camino para los firmantes de paz heridos en Colombia